Make your own free website on Tripod.com

Al final de los bronquios más finos se encuentran los alvéolos pulmonares. Éstos son pequeños saquitos que tienen una pared muy fina y están recubiertos de capilares sanguíneos.

El intercambio gaseoso, denominado hematosis, se realiza entre los alvéolos pulmonares y los capilares. Los gases pasan de un lugar en que sus moléculas están más concentradas a un lugar de menor concentración (difusión de gases).

El oxígeno del aire atraviesa la pared de los alvéolos y entra en los vasos sanguíneos.

Al mismo tiempo, el dióxido de carbono que la sangre ha transportado hasta los pulmones sale de los vasos sanguíneos y penetra en los alvéolos a través de sus paredes. Este gas empieza luego el camino de salida del sistema respiratorio.  

  Aire inspirado Aire espirado
Oxígeno                     21%                      16%
Dióxido de carbono                  0,03%                        4%
Nitrógeno                     79%                      79%

                                                                                  Atrás